MaroonVelvet

Maroon Velvet nace en 2011 como una firma de marroquinería de lujo made in Spain bajo la dirección creativa de Susana Blázquez. Procedente de una familia ligada a la alta costura y la sastrería, por una de sus ramas, y a la marroquinería y la guarnicionería ecuestre por la otra. Con tal herencia genealógica no es casual el altísimo nivel de exigencia, tanto en la selección de los materiales (pieles de primera calidad, con un tacto que hace suspirar), como en la delicada y perfeccionista elaboración, 100% handmade, que conforman el ADN de sus bolsos y accesorios. Un cuidado por el detalle que se plasma en cada remate, herraje, pespunte, grabado e, incluso, en los interiores, tan exquisitos que apetece mostrarlos.

Con vocación de atemporalidad, las piezas de Maroon Velvet están creadas para enamorar de forma duradera, buscando mantener su capacidad de seducción mucho más allá del flechazo inicial y convertirse en tesoros de fondo de armario. Sus diseños destacan por un cuidado equilibrio entre clasicismo y tendencia, logrado a base de líneas limpias y ultra-femeninas, con grandes dosis de practicidad urbana, cierto aire retro, algún toque folk y una gama cromática que abarca desde colores shock (como amarillo o magenta) a binomios contrastados (naranja + pitón; azul navy + rojo carmín), pero también pieles en tonos naturales, neutros y nude. El resultado: bolsos que respiran una sofisticación relajada que se adecua a cualquier estilo.

Otra seña de identidad de la marca es su rotunda apuesta por la tradición artesana española en un empeño, no sólo por ofrecer un producto de factura impecable -como corresponde al auténtico lujo-, sino también por contribuir al mantenimiento de los históricos métodos de producción de la marroquinería nacional, mundialmente reconocidos entre los mejores pero, actualmente, en ‘peligro de extinción’ ante el imparable avance de la baratísima industria de confección asiática. Con base en Madrid, Maroon Velvet realiza todo su proceso de producción en talleres andaluces, escogidos por su excepcional maestría en la selección de los materiales, el curtido, teñido y cosido artesanal de las pieles.

¿El nombre? Maroon Velvet significa Terciopelo Burdeos. Un tejido que históricamente ha representado el lujo y que, en ese preciso color evoca la simbiosis entre tradición, sofisticación y modernidad. Un mix encarnado a la perfección por aquella blazer popularizada por los dandies británicos del S.XIX: una prenda classy, lujosa e indiscutiblemente elegante, capaz de aunar, a la vez, los códigos de etiqueta de la high class de la época con ese punto snob e irreverente que hacía las delicias del mismísimo Oscar Wilde. El Dandy por antonomasia, que detestaba las tendencias puras y duras, abogaba por crear un estilo propio y una de cuyas míticas frases -aquella de "Nada tan peligroso como ser demasiado moderno. Corre uno el riesgo de quedarse súbitamente anticuado"- encaja como un guante con la filosofía de perdurabilidad y lujo atemporal que defiende Maroon Velvet.